La visita (Maximiliano, Franco, Roberto, Luna. Noche)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La visita (Maximiliano, Franco, Roberto, Luna. Noche)

Mensaje por Matt Baker el Mar Jun 21, 2011 10:29 pm

Estar encerrado en la gran mansión dentro de un mundo blanco que pretendía ser la nada, y que se acercaba lentamente a ella, me parecía estupefacto y aburrido. Yo nunca estaba tanto tiempo en un solo lugar, me aburría la idea de tener un lugar de estancia permanente; prefería ser un lama libre, sin cadenas que me ataran a una casa, pero ahí radicaba la ironía de la vida, lo que menos me gustaba hacer era a lo que me veía completamente obligado a hacer.
Tenía que estar cuidando a Anya para que no echara a perder mis planes, lo mismo pasaba con Amelia, y me veía amarrado a la mansión azul con blanco que yo mismo había diseñado hacía ya tantas vidas atrás solo por esperar a que llegara Katherine, para verla sana y salva. Claro ella nada tonta andaba en su libertinaje con el muchacho que pretendía hacerme competencia por el amor de alguien que no estaba a su alcance, al dejaría jugar y esa sería la primera y última vez que haría eso en lo que restaba en nuestra relación.

Frustrado como estaba, con Anya, Yaeel y María como compañía no me era suficiente. Necesitaba acción, algo en lo que pudiera entretenerme. Por esas mismas fechas a Yaeel se le había presentado un trabajo en el viejo continente, en su hogar como el solía llamarlo. La invitación que me propuso solo fue aceptada rápidamente, como impulso a salir de esa casa y me servía para ver mis "negocios".
Tomamos un vuelo juntos hasta Venecia, donde pase una semana en su casa viendo que movimientos hacer y desprendiéndome del olor de Anya, aunque a estas alturas ella tenía nuestro olor pegado a su ser más que cualquier otro.
Luego de excusarme con mi amigo de mis asuntos de trabajo en mi amada Inglaterra partí, prometiendo volver más o menos en una semana más para regresar juntos una vez más a Rusia para ver a su amada.

Tome otro avión hasta Lombardía, el vuelo fue fugaz que no lo sentí pasar. En un tris ya estaba pisando la tierra donde Maxi y sus amigos vivían. Suspire el aire nuevo, aquel aire que me regresaba la vida, la libertad y la alegría de estar lejos de mi calabozo. Antes de ir a hacer cualquier visita preferí ir a cazar algún humano apetecible, nada de indigentes algo más propio para mi paladar.

Mi búsqueda no fue mucha y la diversión menos. Con la sed controlada y con las ideas despejadas me dirigí a la mansión de los vampiros. Mientras corría a toda velocidad recordé que la última vez que había visto a mis queridos amigos yo poseía un color de ojos dorado y ahora retomaban aquel rojo tan habitual en mí, aquel con el que Luna y Maxi me habían conocido en el pasado, mi excusa sería simple si llegaban a preguntar el cambio, el retorno a mi vida, en si los ojos dorados solo eran para los Cullen, un disfraz que preferís usar solo con ellos.

Me pare en seco y mire que ya todo había cambiado desde a fuera, o no todo. Ahora estaba cercada dividiendo el gran terreno de Maxi, con guardias por donde fueran y todo ellos frágiles humanos. Decidí que no debía perder la amabilidad así que pedí pasar con su amo, a lo cual ellos se negaron, bien si no querían hacer esto por la buenas sería por las malas.
Brinque rápidamente la puerta electrizada y que media como dos metros, matar a alguien en su propiedad no estaba dentro de mis expectativas, pero ellos atacaron y tener que defenderme era mi prioridad. Clave mis dientes en los dos guardias de seguridad, succionando un poco de su sangre que me hacía sentir más fuerte, y luego los dejaba desangrarse sin más, su muerte no era nada piadosa pero ellos así me lo habían pedido a gritos.

Camine por el amplio y muy bien cuidado jardín delantero. Mire la fuente que tanto amaba y de la cual tenía una parecida en mi casa en Rusia, luego mire la enorme mansión roja que se postraba frente a mí, tan magnánima y celestial. Todo eso había sido construido gracias a mí, con mi imaginación y mis ideas, sin ser nada aportado por el dueño. Sonreí lleno de burla al pensar que Maximiliano me odiaba hasta el punto de desear mi muerte, pero aun así conservaba algo que yo le había hecho.

Toque con delicadeza la puerta esperando que alguien de adentro me abriese.
avatar
Matt Baker
Vampiro Carnivoro

Masculino Cantidad de envíos : 307
Edad : 25
Fecha de inscripción : 18/05/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La visita (Maximiliano, Franco, Roberto, Luna. Noche)

Mensaje por Max el Mar Jun 21, 2011 11:11 pm

Me mantenía entretenido hablando por teléfono con mi viejo amigo Lionel, tratando de encontrar a mi hija que ya tenía un mes desaparecida. Estaba moviendo a todos mis contactos al rededor del mundo y simplemente no la encontrábamos, parecía como si se la hubiera tragado la tierra. Su secuestrador, fuera quien fuera, la tenía muy bien resguardada. Estaba garantizado que ese cretino moriría en cuento lo tuviera frente a mí, su muerte seria lenta y dolorosa.

Me partía, me desgarraba el alma al pensar que mi Anya podía estar bajo la custodia de un tipo que le estaría haciendo daño, o peor aún en el clan Vulturis de quienes la había protegido durante toda su vida. Esperaba que no fuera esa la opción, que no hubieran descubierto su don.

Ver al muchacho, Franco, tan sumergido en una profunda depresión, empeñado en encontrar a Anya me hacía sentir peor, no podía ayudarlo y el parecía sumergirse cada vez más ahí en su océano de perdida, lo comprendía y admiraba que mantuviera firmemente su palabra de ayudar a buscar a lo que ambos amábamos y por lo que daríamos la vida. Ahora le había perdido todo desprecio, se había ganado lentamente mi aprensión y ya me había acostumbrado a su constante presencia y que me dirigiera la palabra ya era algo bastante normal.

Dentro de la casa no se escuchaba ningún ruido, los sirvientes ya se habían retirado a sus casas que estaba alrededor de la propiedad, solo Roberto, Luna, Franco y yo rondábamos por la casa como fantasmas. No sabía si ellos andaban dentro o fuera de la caza, tal vez cazaban, no estaba seguro.

Colgué el teléfono y me recargue en el asiento de mi escritorio, mirando el fuego del hogar quemar el carbón lentamente. Ahora todo estaba más tenso que al comienzo.
Un par de toques suaves a la puerta me hizo salir de mi transe. Estaba seguro de que eran los de seguridad. Me pare a regañadientes y abrí la puerta ligeramente.- ¿qué quieren?-Musite en tono molesto.

Me lleve una gran y no muy grata sorpresa al ver que no eran mis guardias quienes me visitaban, era el tedioso de Matt que se posaba frente a mi puerta con aquella sonrisa llena de burla que tanto le caracterizaba y que yo tanto odiaba. Puse los ojos en blanco y bufe.- ¿Qué diablos haces aquí? ¿Quién te dejo entrar?-Pregunte en tono amargo.

No me contesto, seguía con aquella cara de idiota que tenía. El aroma a sangres fresca de humano me hizo saber que había matado a mis hombres. Fruncí el ceño y gruñí. No me gustaba perder la cordura frente a él, pero siempre se ganaba mi mal humor. Sin esperar nada salí de mi casa y me abalance sobre de él, gruñendo ferozmente lo arroje al suelo, cayendo yo encima de él.
-Eres un maldito Matthew Baker, entras a mi propiedad sin mi autorización y matas a mis dos hombres, de verdad que eres un ser despreciable y me encantaría ser quien te quitara la vida esta noche.-Dije con una sonrisa de satisfacción en mi rostro mientras apretaba mi mano alrededor de su cuello, con fuerza.

Podía luchar y la pelea sería larga, ambos poseíamos una fuerza sobrenatural como yo y una inteligencia que disimulaba con amabilidad e inocencia fingidas. También era tan alto como yo, y un rival difícil de vencer. Pronto encontré la razón de su calma, alguien se acercaba a nosotros y confiaba en que me pararían. Pobre iluso, pensé.
avatar
Max
Vampiro Carnivoro

Masculino Cantidad de envíos : 42
Edad : 21
Fecha de inscripción : 12/09/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La visita (Maximiliano, Franco, Roberto, Luna. Noche)

Mensaje por Luna el Sáb Jun 25, 2011 11:08 pm

Estaba agotada, buscar a Anya sin encontrar nada de ella me tenia un poco mal, ademas de ver como Franco últimamente presentaba un estado bipolar, a veces lleno de ánimos por encontrarla, y otras veces, que eran mas, de total derrota. Roberto cada día estaba mas distante conmigo, ademas de que muy pocas veces me lo encontraba, y apenas cruzábamos miradas.

Al que si veía diario era a Max, digamos que cada noche me iba a mi habitación, a pensar y pensar, a veces cuando ya no había nada que pensar o me encontraba en un callejón sin salida, me ponía a leer, así hasta que creía que era hora conveniente, o mas bien un nuevo día, cuando veía como iba saliendo el sol bajaba despacio las escaleras hasta el despacho de Max, llamaba a la puerta hasta que el me decía con su tono de caballero adelante, le sonreía dulcemente y me sentaba en una de las sillas frente a su escritorio, preguntándole diario ¿ya tenemos noticias? para que el levantara la mirada, me viera con tono triste y negara con la cabeza; entonces yo me levantaba, y al igual como había llegado hasta ahí, salia del lugar, lentamente, pero ahora con gran pesadez a cada paso.

Hoy no tenia ganas de eso, estaba cansada de esa rutina que había repetido día a día durante mas de un mes, estaba desesperada, por lo que me conseguí una cama de una habitación cercana a la mía, la acomode en medio de la habitación y me enterré en la sabanas intentando recordar como se sentía quedarme dormida al hacer eso en el internado. La sensación de satisfacción si la logre, demasiada paz ahí dentro, en aroma de las sabanas era único y muy rico, invitaba a perderme en sueños, los cuales no podía conseguir, no podía dormir, aun así cerré mis ojos y deje viajar mi mente.

No se cuantas horas pasaron, o si fueron días pero un sonido me "despertó", el sonido que llevaba esperando hacia mucho, el llamado de la puerta, lance las sabanas por el aire mientras analizaba si lo que había escuchado era real.

Al igual que todo lo que hacia últimamente era lento, salí lentamente de mi habitación, después me encamine al pasillo, baje lento las escaleras hasta que escuche hablar a Max, el era el mas interesado y si eran noticias el ya las estaba escuchando, o eso creí hasta que preste atención a lo que decía.

Baje un poco mas y vi a quien iban dirigidas las palabras, no sabia si el tiempo o la poca importancia me hacían pensar que no recordaba si ellos ya se conocían o no, al parecer y obviamente si se conocían, o mas aun que eso.

Me pare donde terminaba la escalera, me cruce de brazos, ladee la cabeza y después de unos segundos admirando como Matt miraba en mi dirección y Max se percataba de ello por fin hable -hola caballeros - me limite a decir, no esperaba que Max se detuviera por mi, jamas lo había echo, siempre llegaba a su cometido y punto, en eso era aun mas educado Matt, no lo conocía ni nada, pero seguro que el si se detendría, entonces no conocía tanto a Max si creía que este haría lo mismo que el.

_________________
avatar
Luna
VampiroVegetariano

Femenino Cantidad de envíos : 639
Edad : 25
Fecha de inscripción : 05/01/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La visita (Maximiliano, Franco, Roberto, Luna. Noche)

Mensaje por Matt Baker el Sáb Jun 25, 2011 11:48 pm

El odio es un sentimiento que te lleva a la locura, a perder los cabales frente a las personas. Un sentimiento ridículo, pero que sin en cambio te hace realizar grandes cosas, increíble cómo es que la ironía existe en esta vida monótona. Aunque la vida suele ser así, irónica y siempre hay que esperar lo mejor o lo peor en todo.

Esperaba paciente a que abrieran la puerta y mi espera no fue mucha, al parecer estaban demasiado atentos ante cualquier noticia de su amada niña, quien lastimosamente ya no era parte de ellos sino parte de mí.
Los pasos de unos zapatos elegantes me hicieron suponer que me encontraría frente a frente con el dueño y anfitrión de la casa, el cual me odiaba con todo su ser. Deje que una sonrisa llena de burla adornara mi perfecto rostro. Al momento en que abrió la puerta escuche en su voz un tono cansino, estaba harto y desesperado por encontrar a su amada hija. Pobre iluso.

Cuando observo que no eran sus sirvientes su tono cambio por completo, uso aquel que solamente usaba conmigo, aquel que contenía la envidia. El aborrecimiento. El odio. Observe detenidamente como ponía los ojos en blanco y bufaba desesperadamente, molesto de tenerme ahí frente a él. Aquellas actitudes solo servían para hacerme reír.

Sin decir palabras solamente dejar que mi sonrisa burlona se ensanchara más hasta dejar ver mis perfectos y blancos dientes, no necesitaba más para hacerlo enojar más que la burla plasmada en mi rostro, eso era señal de que sí, yo había matado a sus hombres y no me arrepentía de ellos. Estaba acertado completamente.

La furia invadió rápidamente su pálido rostro, como solía hacerlo, y se me aventó con un gruñido feroz proferido desde lo más profundo de ser. Las amenazas no se hicieron esperar y el tipo no se andaba con rodeos, tomo mi cuello y lo apretó con fuerza. No me provoco dolor ni nada por el estilo, en cambio solté una carcajada llena de burla. Sabía cuáles eran sus límites, hasta donde era capaz de llegar y no me mataría.
-Maxi, viejo amigo, si me hubieras querido matar ya lo hubieras hecho hace tantas vidas atrás, pero míranos aquí charlando. Pero si crees tener el valor, mátame. Vamos hazlo.-Lo incite clavándole una mirada que penetraba atravesó de sus ojos rojos, esa mirada burlona y retadora.

Mientras mantenía mi espalda en el pasto escuche claramente el arrastrar de unos pies supuse que era el niño Franco pero me lleve una sorpresa al ver a Luna bajar las escaleras con gran pesadez, una pesadez que me llenaba de una flojera insaciables. No la conocía y no la había visto más que contadas ocasiones, pero siempre tenía una chispa de vitalidad, se le veía tan jovial y ahora había envejecido, como si todos los años que tenia de vida le hubieran caído encima repentinamente.

Le clave una mirada y sonreía amablemente. Su voz sonaba tan cansina, al igual que la de Maxi, era como si la hibrida fuera el centro de vida de todos aquellos vampiros. Suspire y regrese la mirada a Maximiliano. No lo dude, agarre su mano que sostenía mi cuello y la apreté con la misma fuerza, al tiempo que con mis pies empujaba su cuerpo lentamente. Con un rápido y audaz movimiento lo empuje por los aires.-No creas que soy idiota, si eres más viejo que yo pero no más inteligente.-Musite con la burla pintada sobre mi voz.

Me acerque hasta donde estaba Luna, me valía si era casa de Maximiliano o no, si me había invitado a pasar o no, sus reglas no eran las mías y por tanto no las obedecería. Tome con delicadeza la mano de Luna aun con la mirada clavada sobres sus enormes ojos.
-Dulceata mía, tanto tiempo sin verte.-Musite con amabilidad y un tono aterciopelado.
avatar
Matt Baker
Vampiro Carnivoro

Masculino Cantidad de envíos : 307
Edad : 25
Fecha de inscripción : 18/05/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La visita (Maximiliano, Franco, Roberto, Luna. Noche)

Mensaje por Max el Dom Jun 26, 2011 12:05 am

Deseaba ansiosamente matar al vampiro que tanto aborrecía. Nunca pensaba dos veces las cosas para hacerlas, simplemente las hacía.
Apreté con más fuerza su cuello, tanta que sentí que se lo arrancaría en cualquier momento, solo estaba esperando a que me incitara un poco más y le arrancaría la cabeza y terminaría con su patética vida. Ese vampiro no era más que un bicho molesto que zumbaba cerca de mi odio y no me dejaba pensar claramente. Nublaba mi cordura y sacaba lo peor de mí.

Miraba incrédula como se encontraba tan calmo, no me temía eso estaba claro, nunca lo había hecho y ese podría ser su peor error en toda su eternidad, ese error era el que lo llevaría a su muerte segura.
Espere a que terminara de charlotear para hablar yo.
-Tienes suerte de estar aún con vida, pero no te preocupes llegara el día en que de verdad me encontraras furioso que no dudare en matarte, pero tu muerte será lenta y dolorosa eso tenlo por seguro.- Dije en un tono amenazante y frio.

Luego escuche unos pasos o más bien escuche el arrastrar de unos pies, por esa delicada sintonía de pasos supe que era Luna que bajaba a ver lo que sucedía. Y eso me distrajo lo suficiente como para aflojar mi mano y darle ventaja a Matt de empujarme. Salí volando por los aires y caí con gracia a unos metros de distancia del nefasto vampiro. Escuche una vez más sus palabras y solté una carcajada suave.
-Vampiro insulso, no sabes el concepto de inteligencia que claramente tú no posees. Tu posees, más bien, estupidez algo triste e irreparable.- Dije cruzándome de brazos.

Mientras estaba ahí parado mire como se metía a mi casa, como si fuera la suya. Suspire y lo deje hacer lo que quisiera, no permitiría que me viera enojado otra vez y mucho menos Luna que era como una hija para mí, solo por ella me abstenía. Luego observe como Matt utilizaba sus técnicas de seducción tan típicas de él. Camine unos pasos hasta adentrarme a la casa y cerrar la puerta.
-Parece que te has estado juntado con malas amistades, debes tener más cuidad Luna, no te juntes con cualquier perro callejero que te encuentres.-Musite clavándole una mirada de desaprobación a la vampira.
avatar
Max
Vampiro Carnivoro

Masculino Cantidad de envíos : 42
Edad : 21
Fecha de inscripción : 12/09/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La visita (Maximiliano, Franco, Roberto, Luna. Noche)

Mensaje por Luna el Mar Jun 28, 2011 11:35 pm

Como siempre era grato ver a Matt, su presencia traía un aroma tan fresco que hasta me cambio el carácter.

Cuando escuche lo que Max me decía sobre Matt me imagine mirando a Matt como si viera una deidad y contestándole a mi "padre" "no se tu pero para mi no luce para nada como un perro callejero" y soltando un pequeño suspiro, pero eso era demasiado, su encanto y mi agotamiento me hacían desviarme demasiado, así que solo solté una risita por la escena que imagine en mi mente que pareció ser por lo que había dicho Max.

-Ok, -como Roberto solía decirme, esos "ok" los usaba solo para dar el avión, entonces mire a Matt - ¿a que se debe esta grata visita Matt?- no podía ocultarlo, esto salia de mi aburrida rutina y estaba muy contenta por ello, seguro que no venia a verme, pero al menos era una cara distinta a las que había visto durante este mes y medio.

No entendía que hacia aquí, y tampoco porque para Max lo veía como un perro callejero, pero seguro detrás de todo esto había una gran historia, que seguro me entretendría mucho, era eso o es que el aburrimiento estaba haciendo que hasta el ver volar a una simple mosca me resultaba fascinante.

Ya averiguaría que hacia aquí, y si no tenia mucha prisa planeaba pedirle que se quedara a charlar un rato conmigo, tal ves así aprendía un poco mas de el, y sabría mas que solo su nombre, porque pensándolo bien, solo eso sabia de Matt Baker, su nombre.

_________________
avatar
Luna
VampiroVegetariano

Femenino Cantidad de envíos : 639
Edad : 25
Fecha de inscripción : 05/01/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La visita (Maximiliano, Franco, Roberto, Luna. Noche)

Mensaje por Matt Baker el Sáb Jul 02, 2011 12:35 am

Planes, siempre son asuntos que se prevén para el futuro, ya sean buenos o malo, siempre deseas sacar algo de ellos. Simplemente yo tenía un plan y lo llevaba a cabo, sin pretextos, esto ya estaba previamente trazado y esperaba que no hubiera inconvenientes.

Sabía perfectamente que no le agradaba a Maximiliano, la razón eran las mujeres. El que se sentía parido por Afrodita, creía tener toda la belleza y riqueza del mundo, hasta que me presente en su insulsa y corriente vida de aristócrata. Ahí se veía la superficialidad en la que vivía, tan alejado del mundo real.
Prefería no hacerle caso a sus tonterías, no me molestaba, le podía seguir el juego y hacerlo explotar de furia, pero estaba frente a Luna y no me era correcto hacerlo quedar en ridículo frente a la vampira, a quien veía con una mescla de amor paternal y de un amor no logrado, frustración

Sonreí para mis adentros al ver que Luna no había accedido a él, una vez más una mujer me prefería a mí, lo sabía por su mirada, algo en mi intuía que le atraía a la vampira, pero para mí era como una pequeña y dulce niña, no podía verla como una mujer, como a Katherine.

Me relaje y mantuve los ojos fijos y penetrantes en los de ella, sin mirar a Maximiliano. Ahora soltaría una parte de la verdad, pero antes necesitaba saber cómo estaba el neófito. Si Anya quería llevar su plan teníamos que ver primero a su amado Franco, que tan bien o mal estaba.
-Tengo dulces noticias para ustedes, una gran sorpresa. Pero creo que todos deben escucharla. ¿Dónde está el niño que se parece a ti y el otro...Como sea que se llame?-Musite mirando a las escaleras.

Tendría que suponer que ambos andaban por ahí, en realidad no podían irse a ningún lado pro que parecía que no sabían dónde estaba Anya. ¡Ah Maxi! Eres un vil idiota, si supieras la cruel realidad. Pensé mirando a los ojos a Maximiliano y sonriendo con desdén.
avatar
Matt Baker
Vampiro Carnivoro

Masculino Cantidad de envíos : 307
Edad : 25
Fecha de inscripción : 18/05/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La visita (Maximiliano, Franco, Roberto, Luna. Noche)

Mensaje por Max el Sáb Jul 02, 2011 12:48 am

Miraba a los vampiros saludarse, ya se conocía eso estaba más que claro.
Luna le dedicaba una mirada que solo veía con Roberto, no con la misma potencia, pero sabía que le gustaba Matt, le atraía y no dejaría de hablarle porque se sentía atraída de él, la había hechizado como lo hiciera en el pasado con la humana.

Puse los ojos en blanco al ver que me ignoraba por completo. Estaba bien, solo que cuando saliera lastimada al ver la verdadera cara de Matthew yo le diría "te lo dije". Ella no conocía la calaña que era Matt, siempre usando tantas mascaras que no sabías cual era la verdad y cual una mentira, siempre se tenía que estar alerta con el por qué cuando menos lo esperar te arrebata lo que quieres.

No deseaba que se quedara, pensamiento que contradecía al de Luna al parecer. Negué con la cabeza y camine hacia mi despacho cuando escuche su voz decirnos que había noticias. Me volví y lo mire directamente a la cara. ¿Que se traía entre manos?

-Espero que sea algo útil, no una de tus tonterías porque no tengo tiempo que perder.-Dije con voz chocante y acida. Subí la mitad de las escaleras y hable con voz normal:-Roberto, Franco ¿Podrían bajar?-Volví a bajar las escaleras e invite a Matt a la sala con un movimiento de cabeza.
avatar
Max
Vampiro Carnivoro

Masculino Cantidad de envíos : 42
Edad : 21
Fecha de inscripción : 12/09/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La visita (Maximiliano, Franco, Roberto, Luna. Noche)

Mensaje por Roberto Falleti el Miér Jul 20, 2011 11:47 pm

Me encontraba en uno de mis recesos, al parecer todos en casa se habían tomado uno al igual que yo. Estos últimos días no habían sido nada buenos para nadie, desde hace días que no veía a Luna, no estaba seguro de cuantos eran, pues últimamente mis días y mis noches pasaban de corrido, sin descanso, pero solo ahora, que estaba en total calma me había dado cuenta que ya necesitaba parar, no es que dejara de acusarme a mi mismo de tener la culpa de la desaparición de Anya, pero el espejo me lo reclamaba, mis ojos estaban hundidos, mis ropas parecían de un pordiosero, mis cabellos enlamados; si mi madre me viera en este instante seguro no me reconocería.

Estaba acostado en el suelo de una linda habitación que había encontrado de algún modo después de verme en el espejo del baño que teníamos en nuestra habitación Luna y yo, y después de quedarme un tiempo dentro de la tina para quitarme toda la mugre salí corriendo de ahí con una bata que llevaba mucho tiempo colgada en el baño, y al parecer abrí la primer puerta que se me cruzo.

Era una habitación bastante grande, sin paredes, solo paneles de vidrio, que dejaban ver el exterior, y sentirse parte de el. Me sentía muy bien ahí. Hasta que escuche la voz de Max llamándonos a Franco y a mi. Salí de aquel lugar para ir a mi habitación y ponerme algo que no fuera esa bata.

Al bajar me encontré con Luna, Max y Matt sentados en la sala, que raro, hacia mucho que había visto a Matt por ultima ves, y no me explicaba que hacia aquí, así que simplemente me senté junto a Luna en espera de Franco y salude -buena noche.

avatar
Roberto Falleti
VampiroVegetariano

Masculino Cantidad de envíos : 119
Edad : 25
Fecha de inscripción : 06/04/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La visita (Maximiliano, Franco, Roberto, Luna. Noche)

Mensaje por Franco Louvier el Jue Jul 21, 2011 12:06 am

El tiempo pasaba lento. Perezoso. Tranquilo. No tenía prisa alguna por seguir su rumbo normal. Los segundos se convertían en minutos, los minutos en horas, las horas en días, los días en meses, los meses en años, y los años en siglos.
No tenía ni la más remota idea de en qué día estábamos. Si el sol aun resplandecía en medio del cielo azul, o si la oscuridad de la noche ya se había hecho presente.
Solo sabía que yacía un mes y medio sin saber absolutamente nada de Anya, y eso me tenía en un estado de bipolaridad.

Existían días en los que detestaba estar acompañado, ya fuera por Luna o Roberto; otros días anhelaba tener su compañía. Sabía que estaban llegando al punto de no aguantarme más, algún día me correrían, me pedirías su espacio, alejarse del loco depresivo.

Me encontraba en una habitación diferente a la que compartía con Anya, creía que lo mejor para mí mismo era dejar de vivir en el pasado y seguir adelante. Estaba sentado en el rincón más alejado y oscuro de la habitación, leía pacíficamente uno de los títulos favoritos de Luna, ella me lo había recomendado. Ahora por lo menos me abstraía en algo que no fuera en buscarla como loco.

Mi lectura fue interrumpida por la gruesa y sonora voz de Max que retumbo dentro dela casa, haciendo eco de sí misma. Deje a un lado mi libro y baje, no sin antes cambiar mi atuendo del el día anterior.

En la sala estaba reunidos Max, Luna y Roberto acompañados por Matt, el vampiro de ojos rojos. No entendía que hacía ahí, pero eso no le agradaba a Max.-Hola. ¿Qué sucede?-Inquirí mirando a Max y luego a Matt, mientras me sentaba al otro lado de Luna.
avatar
Franco Louvier
VampiroVegetariano

Masculino Cantidad de envíos : 287
Edad : 25
Fecha de inscripción : 12/04/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La visita (Maximiliano, Franco, Roberto, Luna. Noche)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.